Así si

Plantactiva

Si hace unos días evidenciábamos como, a nuestro juicio, no se debe realizar una campaña en favor de la normalización, traemos ahora una iniciativa que refleja todo lo contrario.

Los compañeros de Amigos de María/Marien Lagunak, de Vitoria, se vienen currado desde hace meses un estupendo panfleto, de título lapidario: ‘Para tí, que eres joven’, en el que dejan muy clara su voluntad de protección de los menores, y demuestran cómo la prevención y la información pueden ser infinitamente más efectivas para la prevención de riesgos, que la pretendida abstinencia y la represión.

Pues bien, ahora se han propuesto editarlo en formato cómic, con ilustraciones del genial Abarrots. Desde Rosas Verdes no hemos dudado ni un segundo en colaborar -con una modesta aportación económica y ayuda en la difusión- con esta iniciativa, que va ya por su segunda edición.

El texto es fruto de largas sesiones de consenso y la colaboración de expertos en medicina, legalidad y prevención de riesgos. De las que salió el siguiente decálogo para jóvenes, que firmamos punto por punto:

# 1. Hay muchos motivos para fumar Hachís o Marihuana, como pasarlo bien o liberar tus energías creativas o para la meditación. Pero no esperes que un porro solucione cualquier problema por ti.

# 2. Si fumas Hachís o Marihuana a diario, trata de parar un par de días de vez en cuando. No sólo es más sano tomar un descanso, además esto baja tu tolerancia con lo que la próxima vez que fumes el colocón será mejor.

# 3. El Hachís o la Marihuana afectan tu capacidad de concentrarte, ten esto presente si fumas en la escuela, en el trabajo o cuando conduces un coche.

# 4 Algunas clases de Hachís o Marihuana son más fuertes que otras; tienen un nivel de THC más alto. Los sentidos de fumador experimentado deben decirte cuando has tenido bastante. Pero si eres un nuevo fumador, no sabes cuando parar. Entonces es importante conseguir alguna información fiable primero sobre lo que fumas.

# 5. Si no eres un fumador experimentado, no es una idea buena combinar el fumar con la toma de cualquier clase de bebida alcohólica. El alcohol también puede suprimir algunos efectos del Hachís o Marihuana y convertir un subidón en un bajonazo depresivo.

# 6. Cuando comes pastel de Hachís o Marihuana, es difícil de saber cuanto Hachís o Marihuana comes. Antes de que te des cuenta, tendrás demasiado. Comienza comiendo un pequeño trozo. El efecto puede tardar en aparecer de cuarenta y cinco minutos a una hora y media. Espera que surta efecto antes de comer otro pedazo, si no puedes pasarte con la dosis y los efectos no serían los deseados.

# 7 El Hachís o la Marihuana que fumas a veces puede que en determinado momento no te siente bien. Esto puede conducirte a la náusea o la ansiedad. Encuentra un lugar tranquilo y relajado, y come o bebe algo dulce. Que no cunda el pánico. En media hora, lo peor habrá pasado. La toma de vitamina B puede ayudarte a mejorar más rápido.

# 8. Si tomas cualquier clase de medicación, consulta a un doctor antes de fumar Hachís o Marihuana. No fumes si estás embarazada. Si no te sientes bien Física o Psíquicamente no deberías fumar.

# 9. Cuando fumas Hachís o Marihuana, las sustancias (el alquitrán, la brea y el monóxido de carbono) que son liberadas son perjudiciales para tu salud. La utilización de una Pipa de agua o Bong reduce el contenido de alquitrán del humo, si puedes, utiliza un vaporizador.

# 10. Se consciente de que fumas Marihuana con tabaco, también fumas tabaco. La nicotina es adictiva. Si te pasan un porro, y no fumas tabaco, pregunta siempre si contiene tabaco antes de fumar. Para evitar coger un resfriado u otra infección, siempre es una buena idea fumar tu propio porro. Compartir el porro parece “guay”, pero es bastante imprudente. Comparte chinas o cogollos y no salivas y gérmenes.

Una lástima que el proyecto siga en dique seco por un problema de financiación. Para que luego nos vengan con chorradas sobre el poder del ‘lobby cannabico’.

Esperamos poder contar pronto con la primera edición, y darle la difusión que merece.