Cannabis en Facebook

Plantactiva

Supongo que estaréis al tanto del auge de las redes sociales en Internet. Friendster, Facebook, Tuenti, Neurona, MySpace, y decenas de ellas más, son la revolución en interacción social en la Red, y su uso se masifica, alcanzando a todos los niveles sociales, políticos y de negocio.

En Facebook, Rosas Verdes tiene su propio grupo (en el que os invitamos a participar), y es también en Facebook donde se puede disfrutar de unas de las aplicaciones más cachondas de este nuevo orden social de las cosas: Greenhouse, y su hermanita complemetaria Puf Puf Pass. La primera, nos permite cultivar desde semilla nuestra propia plantita de cannabis, a la que habremos de regar y hablar, para que crezca lozana y aumente su potencia; asimismo, podemos mostrar las plantas en nuestro perfil, para que todo el mundo vea lo buenos cultivadores que somos. La segunda, permite que el producto del cultivo (semillas y cogollos) se pueda regalar (’pasar’, literalmente) a los amigos de Facebook. Personalmente, he sido capaz de crear unas magníficas variedades híbridas, de potencia nada despreciable, y a las que he bautizado -con cariño- ‘ZP’ y ‘La Chacón’. Ya he ‘pasado’ unos cuantos cogolletes y semillas de estas joyas a mis colegas de red.

¿Imaginan por un momento que alguien hiciera lo mismo con, pongamos, la cocaína? ¿Que se pudieran ‘producir’ y ‘pasar’ rayas a los amigos? ¿O pastillas de éxtasis? Impensable, no solo los propios responsables del sitio lo impedirían, sino que sería la misma comunidad la que lo rechazaría. Y sin embargo, os aseguro que tanto Greenhouse como Puff Puff Pass, tienen un éxito tremendo y, lo que es más importante, no han motivado ni una sola crítica de usuarios o visitantes.

¿Sacamos conclusiones?

Ya se pueden desgañitar la FAD, el Ministerio de Sanidad, los jueces, la policía o los curas, que esto es imparable: la normalización del uso lúdico del cannabis es una realidad, y bien harían los gobernantes en darse cuenta de que están legislando de espaldas a la sociedad en pleno. Sociedad que encuentra de lo más normal que alguien cultive sus plantitas de marihuana.

Sea en su jardín, en su balcon … o en su CPU :-)