“Capturado peligroso narcotraficante leonés”

Plantactiva

Así podrían haber titulado perfectamente esta noticia.

La fiscalía ha rizado el rizo del despropósito, solicitando para un joven leonés 18 MESES de cárcel y 5000 EUROS de multa, por un delito de atentado contra la salud pública. El pobre tipo tenía DOS MACETAS de marihuana en casa de su abuela.

Uno no sabe si es que al fiscal lo de la abuela le ha llegado al alma, o si simplemente carece de ella (de alma), pero pedir un año y medio de prisión por dos plantas de marihuana, a un jovenzano sin antecedentes, es a todas luces una completa locura.

Para terminar de arreglarlo, atención al supuesto peso de las dos plantas, según el ministerio público: ¡5 kilos! Que digo yo que procederán de una variedad resultante del cruce de una sativa afgana … con un baobab africano.

Además, según estos genios de la botánica y el sistema métrico, la cantidad de ‘droga’ que se obtendría, sería de 1,5 kilos; algo del todo imposible incluso suponiendo que las plantas enteras pesaran esos espectaculares 5 kilos que les adjudican. De la marihuana solo son psicoactivas sus inflorescencias -los cogollos-, y el peso de estos una vez secos, llega a ser hasta un 80% menor que su peso original. Vamos, que ni el de los panes y los peces en horas extra.

Hay que llegar a la argumentación de la defensa, que reduce a 300 los gramos el peso de la yerba una vez seca, y pide la lógica absolución, para encontrar algo de cordura en el relato.

Definitivamente los fumetas somos los nuevos ‘robaperas’, los parias sobre los que cae todo el peso de la ley … con maceta incluída.