Checo, la droga venida de la República Checa

Plantactiva

Laboratotio casero de metanfetaminas

El pervitín, conocido en España con el nombre de checo, es una metanfetamina de producción casera compuesta principalmente por efedrín, un estimulante muy adictivo.

El consumo de esta droga se ha extendido por la República Checa, según cuenta ENCOD. Puesto que una de las tres fábricas mundiales que producen efedrín se encuentra en Roztoky, a pocos kilómetros de la capital checa, el efedrín tiene un precio bajo en comparación con el de la cocaína (entre 18 y 37 euros el gramo, según Terra). Esto, añadido a su alta adictividad, están facilitando su expansión tanto dentro del país como en el resto de Europa. El consumo de metanfetaminas se popularizó en la Segunda Guerra Mundial.

La República Checa, a parte de tener un consumo en auge de pervitín y un porcentaje estable pero elevado de consumidores de heroína, también es el país de la Union Europea con mayor consumo de marihuana entre su población joven (19,3%), superando a España (17%).

Compartir es vivir