Chicho Sanchez Ferlosio y la marihuana

Plantactiva

«Chicho ha sido una de las personas más inteligentes y bondadosas que he conocido. Se interesaba por todo, sabía de casi todo, Así se lo le dije un día. ‘Qué va, qué va, lo que pasa es que donde los demás tienen lagunas yo tengo islotes’?, me contestó. Era elegante en su desaliño, educado y generoso, dulcemente ácrata y benevolente; benevolente en el sentido de querer encontrar el bien, la bondad y el placer. ‘La diferencia entre un cigarro y un porro es que el primero te quita la ansiedad, y el segundo te da placer. La misma diferencia que hay entre un analgésico y un masaje.’

Me llamaba la atención su mirada reflexiva, siempre lúcida, que te hacía ver las cosas desde una perspectiva distinta. Pero, por muy crítico que fuera, nunca manaba de él rencor ni amargura. Serio y sonriente. Respetuoso con todo el mundo: ‘Las ideas son para las personas, y no al revés. Hay que respetar más a las personas que a las ideas, porque las personas sufren y las ideas no’.»

Amancio Prada: Sonetos y Canciones: