Como conservar las semillas de marihuana

Plantactiva

Conservación de semillas de cannabis

[leer también la entrada referente a la conservación de marihuana]

Las semillas de marihuana, al tratarse de un organismo vivo, deben de almacenarse en condiciones de humedad y temperaturas adecuadas, ya que de no ser así, van perdiendo cada vez más su poder germinativo, lo que puede provocar que las semillas germinen 5, 6 o incluso 7 días después de haberlas puesto a germinar, o incluso que no germinen, cuando lo normal sería que lo hicieran entre 48 y 72 horas después de iniciar el proceso germinativo.

conservacion-01

Foto cedida por Dinafem

Condiciones óptimas de conservación de las semillas de marihuana

La mayoría de tiendas y distribuidores de semillas de cannabis almacenan sus semillas en frigoríficos ya que así recrean el ambiente ideal para conseguir la máxima longevidad de las semillas.

Temperaturas entre 4º y 8º C y humedades relativas cercanas al 10-20 % y siempre al abrigo de la luz, que es otro de los factores deteriorantes del poder germinativo de las semillas, son condiciones ideales para una óptima conservación de las semillas de marihuana.

Asi pues la mejor forma de almacenar las semillas puede ser en un bote de plástico opaco y hermético, donde pondremos varios saquitos de gel de silicio para reducir la humedad (recordemos que la humedad ideal se sitúa entre el 10 y el 20%) y lo guardaremos en el frigorífico. Deberíamos utilizar el cajón de la verdura ya que es la zona de la nevera con temperaturas superiores al resto del frigorífico ( la temperatura ideal de conservación de las semillas de cannabis se situa entre los 4ºC y 8ºC).

Bolitas de gel de silicio para conservar las semillas

Bolitas de gel de silicio para conservar las semillas

Foto cedida por Dinafem

Dicho esto hay que saber también que una semilla de marihuana en buenas condiciones de germinación puede llegar a germinar pasados más de 5 años después de su producción y guardada en peores condiciones este tiempo se puede reducir a tres años. Con ello queremos decir que si debemos plantarlas unos dias o unas semanas más tarde, no es necesario que las guardemos en la nevera, será suficiente con mantenerlas en un sitio fresco, al abrigo de la luz y en su envase original.