Creando el delito

Plantactiva

Esto ha sucedido ya hace algunas semanas, o por lo menos fue cuando se emitió el programa. En el programa presentado por la señora Campoy en el Canal Cuatro. Con un estilo que ya empieza a ser habitual en nuestras televisiones. Se trataba de un presunto periodista que con su ya habitual cámara oculta se hace pasar por un presunto consumidor de droga.
Busca una zona pertinente y se pone en contacto con otros presuntos consumidores con el objetivo de comprar algo de droga. Finalmente lo llevan al lugar apropiado. Contacta con el presunto vendedor, que además era menor de edad y presuntamente realiza la transacción.
El presunto periodista se marchaba con la presunta mercancía cuando es retenido e identificado por un presunto policía. Se identifica como periodista con cámara oculta. Una vez identificado la policía le ofrece protección para salir de la zona peligrosa.
Con el fin de conseguir su presunto reportaje el supuesto periodista crea todos los elementos necesarios para dar lugar a un delito contra la salud publica. Realiza la demanda, implica a terceros, realiza un intercambio económico e induce a un menor a delinquir. Realizo una trama ilegal de compra y venta sustancias prohibidas, para hacer un reportaje sobre la venta de drogas. Si eso lo hiciéramos cualquiera de nosotros lo mínimo que nos podría pasar seria que nos pusieran una hermosa multa, eso si no nos intentan echar algunos años de cárcel por la vía penal.
Pero se identifico como presunto periodista y además de no sucederle nada le ofrecen protección.

Menos mal que el programa no trataba sobre incendios o asesinatos, pero por este camino llegara el día que podamos ver este tipo de cosas en nuestros televisores. Como un periodista busca a un asesino o pirómano, contactando con terceros da con uno, contrata sus servicios y le paga para que materialice el delito. Todo con el sano fin de llevar a cabo su reportaje.

En conclusión podemos ver como a algunos se les permite fabricar un delito para filmarlo y venderlo a un canal de televisión, además recibe protección de la autoridad para hacerlo, a otros por mucho menos se nos puede caer el pelo. No es de extrañar, ya que esta clase de presuntos reportajes le vienen muy bien a los prohibicionistas, gobiernos, policías corruptos, camellos, etc para mantener su mentira, lavar cerebros a gusto, moldear mentes y crear opinión publica a su favor.
No se puede pedir más…desfachatez, presunción y falta de verguenza!!!

Fuente:
http://www.fac.cc/
Presunta teledelincuencia