El alcohol NO es una droga

Plantactiva

No al menos en Galicia, donde el sector del vino ha conseguido (tras siete años de negociación) que los caldos gallegos sean excluídos de la lista de sustancias afectadas por la Ley de Drogas que prepara la nueva Xunta.

Galicia es, junto a Asturias, la única comunidad que permite a los mayores de 16 años ingerir licores de menos de 18 grados, las llamadas bebidas fermentadas, vino y cerveza. Lo ampara la misma norma que ahora se prevé modificar y que aprobó el Ejecutivo de Fraga en 1996, cuando el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, era secretario general de Sanidade.

Hace unos días, conocíamos el dato de que el 24 por ciento de los adolescentes españoles de entre 14 y 18 años se ha emborrachado todos los fines de semana.

El vino contiene etanol, el tóxico -tras la nicotina- que más enfermedades y muertes causa en el mundo.

Notable el poder de este sector, que ya doblegara en tiempos a la entonces ministra de Sanidad, Elena Salgado. Y viene a demostrar que el estatus legal de las drogas, muy por encima de los criterios sanitarios, responde a los meramente económicos.