El ejército, el hachís y la impunidad

Plantactiva

Vota esta noticia en Escolar

Franco y Millán Astray: caballeros legionariosContra lo que se suele creer, en España se castiga con gran rigor la venta de drogas a pequeña escala. Sólo con vender 10 miligramos de hachís, cantidad insuficiente para producir un efecto apreciable , incluso en un niño, a uno le pueden caer 3 años de cárcel. Esta dureza penal se transforma en impunidad absoluta para algunos privilegiados, sin que esta impunidad cause la menor alarma social entre los que piden mano dura, no ya para el tráfico, sino para el mero consumo de estupefacientes.

Ante noticias como la del camión cocina de la Legión donde se han hallado 25 kilos de hachís, se echa en falta la opinión de nuestros cruzados morales, siempre dispuestos a reclamar mayores penas de cárcel contra los «vendedores de muerte». Su preocupación por «los niños» se esfuma cuando, en casos como este, entra en conflicto con su admiración por los defensores de la Patria.

'Llegaremos hasta el fondo'Habrá que recordar que nuestro Código Penal considera como agravante los delitos de tráfico de drogas cuando «tengan lugar en centros docentes, en centros, establecimientos o unidades militares, en establecimientos penitenciarios o en centros de deshabituación o rehabilitación, o en sus proximidades», pero no parece que esta cláusula se aplique con demasiada frecuencia. En el caso que nos ocupa, sorprende la ausencia de detenciones, y no sería muy ejemplarizante que este suceso terminara como otro anterior, el de un camión militar donde se encontraron nada menos que 760 kilos de hachís, también en Melilla y también en ruta hacia unas maniobras en Almería. Tras una investigación llevada en secreto y tras unas altisonantes declaraciones del entonces ministro Federico Trillo, los acusados fueron absueltos y se dio carpetazo al asunto. Por cierto, la petición del fiscal fue entonces de tres años y nueve meses de prisión, poco más de lo que se suele pedir por 10 miligramos de hachís. Ni agravantes ni leches. El mensaje es claro: Si va usted a dedicarse al tráfico masivo de drogas, hágalo vistiendo uniforme y a lo grande.

Mas casos de narcotráfico e impunidad militar y policial:

Desaparecen 150 kilos de cocaína aprehendidos por la policía en Irún y nadie lo investiga

Hallan 150 kilos de hachís en un camión del Ejército en Melilla que salía de maniobras hacia Almería

Dos soldados, detenidos en Melilla con 337 kilos de hachís en coches privados

Interior desconoce aún a los autores del robo de 225 kilos de hachís en Navarra
La investigación ha sido declarada secreta por el Juzgado de Aoiz