Facebook, chivato

Plantactiva

La guardia civil de Málaga ha localizado un cultivo casero de marihuana, a través de … ¡Una conversación en Facebook!

Un usuario confiado, y una ex despechada, son los ingredientes de esta delirante historia:

Facebook, confidente de la Guardia Civil

ABC
Domingo, 14-06-09
PABLO D. ALMOGUERA

MÁLAGA. Unos traficantes muy torpes o demasiado confiados. Dos posibilidades para encontrar una explicación a un sorprendente caso ocurrido en la provincia de Málaga con curiosos componentes: un matrimonio en trámites de divorcio, una plantación de marihuana y una red social convertida en confidente. Unos hechos que se sitúan en el municipio malagueño de Mijas y que han revelado a Facebook como un aliado más de la Guardia Civil en la lucha contra el delito.

Esta historia arranca hace una semana con una corta y sospechosa conversación en la mencionada red social:

-«Espero que tu mujer no vea lo que hay en la casa».

-«No lo verá, está en Inglaterra».

La persona que leía estos mensajes es una súbdita inglesa que había regresado a su país tras iniciar los trámites de separación de su marido, con quien hasta hacía poco tiempo había compartido vivienda en la urbanización Santa Rosa de Mijas Pueblo.

El enigmático diálogo hizo pensar mal a la mujer. Sin pensárselo dos veces, cogió un avión y en cuestión de horas aterrizaba en el aeropuerto de Málaga, desde donde se desplazó hasta su chalé.

Producción a gran escala

Se bajó del coche y abrió las puertas del domicilio, una construcción de dos plantas alejada del núcleo urbano. Un lugar tranquilo y con pocas visitas. Pronto descubrió el quid del misterio: una plantación de marihuana a gran escala. Había unas 50 macetas muy crecidas y numerosos plantones. Las numerosas lámparas de calor facilitaban el crecimiento las 24 horas del día y aceleraban la producción. El techo estaba forrado con papel de aluminio y los aparatos de ventilación regeneraban el aire.

El nerviosismo se apoderó de ella y pidió ayuda a una amiga, quien le recomendó que acudiera a la Guardia Civil. Los agentes comprobaron la veracidad de los hechos y los primero que hicieron fue localizar al ex marido de la denunciante. El hombre se encontraba en casa de su nueva compañera sentimental y justificó lo ocurrido declarando que había alquilado la casa a un individuo del que no tenía noticias desde hacía tiempo.

La conversación descubierta en la red social, junto con la imposibilidad de aportar ningún contrato de alquiler que acreditara lo que decía, llevó a los investigadores a detenerlo. Facebook le delató.

Fuente: ABC.es