Hablando de drogas

Plantactiva

Los próximos días 3, 4 y 5 de junio, se va a celebrar en Barcelona el congreso ‘Hablemos de drogas’, que la Fundación La Caixa ha organizado junto con el ministerio de Sanidad y Política Social.

En dicho congreso se pretenden desarrollar las conclusiones del último informe de la FAD, en el que se reconocían sin ambages los fracasos de las políticas y campañas anti-droga, y la necesidad de un cambio en las mismas.

Les dejo algunas frases que dos de de los ponentes han pronunciado, previas al congreso, y que abren un nuevo horizonte de debate. Un debate que tenga en cuenta los efectos positivos de las sustancias, para entender su consumo; y los condicionantes de entorno, para entender el consumo problemático. Que contemple, en fin, la correcta gestión de placeres y riesgos en el consumo de sustancias.

Tomadas con toda prudencia, díganme empero si el tono y el fondo de las declaraciones no es radicalmente distinto al empleado hasta ahora. Y, que quieren que les diga, hasta esperanzador:

  • “Debemos superar algunos estereotipos como éste y ser conscientes de que si se siguen tomando es por algo (…) Es decir, reconocer sus posibles aspectos positivos”
  • “Sólo se gana credibilidad ante los adolescentes si se reconocen los aspectos positivos o lo que ellos consideran bueno”
  • “La dependencia de las drogas viene muchas veces determinada por las distintas asociaciones (fiestas, amigos, etc.), no tanto por la cantidad ingerida”
  • “No es lo mismo probar o tomar alguna sustancia de forma esporádica y experimental que ingerirla de forma habitual (…) Los riesgos están matizados por su finalidad y por los contextos en los que se producen”

Oriol Romani, profesor de Antropología de la Universidad Rovira i Virgili

  • “Hay que reconocer que cada sustancia puede tener distintas utilidades, pero también dejarles claro cuáles son los riesgos. Es más complicado, pero ganamos credibilidad con nuestros hijos si nuestra respuesta es gradual y adecuada al riesgo real.”
  • “No podemos montar un pollo porque se ha fumado un porro y, en cambio, ver como algo normal que llegue borracho a casa (…) El cannabis es el paradigma. Los padres se enfadan o preocupan más por su consumo, pero puede que éste haya sido solo pasajero. No lo ven como el alcohol y, sin embargo, éste puede tener más riesgos con el tiempo.”
  • “Puede ocurrir, pero si se mantiene una comunicación generalizada con los hijos, se les explican los aspectos positivos y negativos de las distintas sustancias y se les enseña que forman parte de la realidad y que se pueden tropezar con ellas, es complicado que lleguen a tener problemas.”
  • “Es difícil llegar a tener problemas con las drogas si no se tienen otro tipo de problemas afectivos o sociales.”

Eusebio Megías, director técnico de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción

Una lástima no poder acudir al congreso, estaremos muy pendientes de las conclusiones.

Con todo, los colectivos sociales implicados deberíamos proponer al ministerio que, en próximos encuentros, estemos representados los consumidores y usuarios. En paridad.

¿Seremos capaces de conseguirlo?

La lucha contra las drogas requiere superar algunos estereotipos.
Programa del congreso ‘Hablemos de drogas’.