Los 120 perjuicios del hachís (versión abreviada)

Plantactiva

a onblur=”try {parent.deselectBloggerImageGracefully();} catch(e) {}” href=”http://www.exoticindiaart.com/product/OQ06/”img style=”display:block; margin:0px auto 10px; text-align:center;cursor:pointer; cursor:hand;” src=”http://www.fac.cc/uploaded_images/omar_khayyam_oq06-793049.jpg” border=”0″ alt=”Omar Khayyam buscando a Alá en el hachís, el vino y las mujeres” title=”Omar Khayyam buscando a Alá en el hachís, el vino y las mujeres” //abr /Recuperamos un arcaico texto sobre los muchos males que acarrea el uso de cannabis por si pudiera ser de utilidad a expertos en drogodependencias, trabajadores en las industrias de la adicción, educadores sociales y demás benefactores de la humanidad ¿Por qué limitarse al síndrome amotivacional, la psicosis cannábica, el daño cerebral y los desarreglos hormonales si la lista se puede ampliar mucho más? Estamos seguros de que este arsenal de efectos chungos, bien utilizado, alejará a muchos jóvenes y no tan jóvenes de la mefítica Hierba del Diablo.br /br /«Hay quien dice que el hachís reúne en sí ciento veinte perjuicios espirituales y terrenales. Entre ellos, que genera cavilosidad, deseca los humores, hace que el cuerpo sea propenso a contraer enfermedades, produce sopor, da dolor de cabeza, corta el semen y lo deseca, causa la muerte súbita, transtorna la razón, provoca fiebre héctica, tuberculosis e hidropesía, retiene la orina, corrompe los pensamientos, acarrea la divulgación de los secretos, la acción del mal y la pérdida de la vergüenza. Ocasiona muchas disputas, determina la falta de hombría y la revelación de los secretos ocultos, reprime los celos, conduce a la destrucción de la inteligencia, enajena la razón, produce esterilidad, acarrea enfermedades, origina convulsiones, da mal olor a la boca, hace caer el pelo de los párpados, agujerea los dientes, daña las vísceras, deja inválidos los miembros, ahoga la respiración, fortalece las ideas extravagantes, mengua las fuerzas, hace disminuir el pudor, amarillea el color del rostro, ennegrece los dientes, perfora el hígado, produce halitosis, debilita y enturbia la vista, causa pereza y apatía, envilece al noble y enferma al sano.br /br /Quien lo usa, si come no se harta, si se le da no se contenta, y si se le habla no oye. Enmudece al elocuente y hace estúpido al prudente, destruye la inteligencia, genera gula, concita maldiciones y aparta a quien lo come del Paraiso de los justos»br /br /Ibn Al-Imad Al-Aqfahsi – Siglo XIVbr /br /Gracias a a href=”http://www.escolar.net/MT/archives/2006/05/adeu_sideral.html#265483″Gong Duruo/a por la transcripción.br /br /Más males (entre ellos, la “sodomía pasiva”) en:br /a href=”http://www.cannabismedicinal.com.ar/historiadelamarihuana/07.php”La marihuana y el Islam (3)/abr /br /Relacionada:br /a href=”http://afrodelia.blogspot.com/2005/11/cuarenta-comidas.html”¡Cuarenta comidas!/adiv class=”blogger-post-footer”img width=’1′ height=’1′ src=’http://res1.blogblog.com/tracker/18596706-1405097669492697717?l=www.fac.cc’//div