Manifiesto cannábico maño

Plantactiva

La asociación cannábica SECA nos hace llegar este comunicado que reproducimos.

La Guerra contra las Drogas ha fracasado. Casi 50 años después de que en 1961 fuera aprobado el primer Convenio contra el Tráfico de Sustancias Estupefacientes de la ONU, que fue renovado y reforzado en los años 1971 y 1988, el tráfico y consumo de sustancias consideradas ilícitas se ha multiplicado exponencialmente. Del mismo modo, los gastos económicos, sociales y humanos invertidos en esta Guerra han crecido hasta límites insostenibles. Como reclama el informe Catania del Parlamento Europeo, ha llegado el momento de cambiar las políticas sobre drogas.

La Guerra contra las Drogas es la primera Guerra preventiva desencadenada por el Primer Mundo. Es una guerra dirigida a plantas utilizadas habitualmente por culturas diferentes, e incluso a sus propios conciudadanos. Se pretende controlar las mentes y organismos de ciudadanos en contra de su voluntad, independientemente de los conocimientos científicos y estudios libres que avalan el uso responsable de estas sustancias y de la legislación de los Estados democráticos y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos que consagran los derechos a la libertad de conciencia, religión o cátedra. Así, no condenan por cometer determinado crimen, sino por el consumo de determinada sustancia que presuntamente puede llevar a cometer algún crimen.

Diez mil años de humanidad corroboran la utilidad de la planta del cáñamo: como textil, combustible, alimento, medicina o vehículo de comunión mística. No se puede decir lo mismo de ninguno de los grandes inventos, descubrimientos ni medicinas de la Humanidad de las últimas décadas, cuyas consecuencias a largo plazo son imprevisibles sin que ello limite apenas su expansión.

En España, año tras año se incrementa el número de multas en aplicación de la Ley Orgánica 1/92 de Seguridad Ciudadana (Ley Corcuera), hasta rozar las 200.000 el año 2006. Se siguen incautando plantaciones para consumo particular, cuyos acusados son absueltos en la gran mayoría de los casos, con el consiguiente incremento de gasto público inútil. Y sigue aumentando el número de consumidores, y descendiendo la edad de inicio en el consumo, en contra de los deseos de la gran mayoría de la población, como prueba clara del fracaso de la política prohibicionista actual.

Los ciudadanos consumidores de cannabis reclamamos un cambio en la política de los Gobiernos del Estado Español que siga las orientaciones marcadas por el informe Catania de la Unión Europea. Pedimos a las autoridades políticas la reglamentación de espacios de drogas libres (asociaciones de consumidores), donde los usuarios puedan consumirlas sin los riesgos añadidos procedentes de la prohibición. Requerimos una regulación de la venta a los ciudadanos consumidores adultos que asegure la calidad y pureza de las sustancias, limitando la adulteración y peligrosidad consiguientes al sometimiento a un mercado negro carente de control de calidad alguno. Exigimos la distribución de marihuana a los enfermos necesitados de la misma a través de los servicios sanitarios oficiales.

Por todo ello, reclamamos:

¡Normalización del cannabis, ya!

Entrada original en Cannabis y más. Visítanos para más información.

Visita el sitio de Videos en Cannabis y más.

Otras etiquetas: Comunicado prensa, Marihuana, SECA, Zaragoza

Artículos similares en CYM