Más de la mitad de los jóvenes tratados contra la droga en el servicio municipal es menor de edad

Plantactiva

Es curioso leer este tipo de noticias referentes al cannabis.

Me pregunto mucas veces las razones de la asistencia de estas personas a centros de desintoxicación, aunque la primera de ellas me la imagino, no pagar la sanción administrativa de turno. Normalmente luego son las mismas personas las que van preguntando en blogs y/o foros el como poder pasar el análisis y no dar positivo.

En fin, “contra la sanción, la picardía funciona”, esperemos se acabe pronto con el tema de las sanciones.

La noticia.

El Servicio de Atención Temprana atiende a 90 personas, de entre 13 y 31 años La mayoría de los pacientes son varones y la adicción más común es al cannabis

NURIA AGRAFOJO

Más de la mitad de los 90 jóvenes que luchan en la actualidad contra el problema de la droga a través del Servicio municipal de Atención Temprana es menor de edad. La mayoría de ellos son varones y hasta en el 90% de los casos son adictos al cannabis, mientras que el resto se tratan de adicciones a otras sustancias como la cocaína o el tabaco.

Además, los pacientes que acuden al centro situado en la Plaza de Mina -que funciona a través de la Delegación de Asuntos Sociales del Área de Familia- tienen edades que van desde los 13 hasta los 31 años de edad, aunque los jóvenes de 16 y 17 años son los que acuden con mayor frecuencia. Un importante número de estos pacientes llega al Servicio de Atención Temprana por detener la ejecución de una sanción por consumo de drogas en la vía pública impuesta por la Policía Local, mientras que el resto lo hace motivado por la familia o por la gravedad de su problema. De hecho, más del 55% de los casos que se tratan a través de este programa han involucrado a sus familiares para superar el problema, lo que aumenta las posibilidades de recuperación. Este apoyo es máximo en el caso de los menores de edad y bajo mucho conforme sube la edad del afectado.

Este aspecto, sumado al interés que muestran las personas tratadas, ha permitido que el 70% de los afectados complete el programa, un porcentaje bastante alto teniendo en cuenta que son de alta exigencia, lo que les obliga a mantenerse abstinentes por completo durante todo el proceso.

Sin embargo, el SAT no sólo ayuda a superar el problema del consumo de drogas a aquellas personas que ya son adictas, sino que también cuenta con un servicio técnico especializado en drogodependencias que orienta,asesora y interviene sobre problemas relacionados. De hecho, el programa se divide en tres fases que comienza con una prevención primaria y que después se convierte en una prevención de carácter secundario y que, por último, acaba en un período en el que se pone en marcha otro tipo de prevención clínica. En esta última etapa es necesaria una intervención que requiere la asistencia del paciente al Centro de Tratamiento Ambulatorio dependiente de la Diputación Provincial. Una situación que intenta ser evitada por los técnicos para que estas personas que se inician en el consumo de drogas no coincidan con una población ya deteriorada que provoca rechazo en los padres.

Sin embargo, en este servicio no sólos e tratan los problemas relacionados con el consumo de drogas ilegales como la cocaína o el cannabis, sino que también se interviene en casos de adicción a drogas legales como el alcohol o el tabaco, así como otras conductas potencialmente adictivas relacionadas con el juego y las nuevas tecnologías -teléfono móvil, internet-, que se han puesto muy de moda en los últimos años.

Aunque los padres y los afectados son los que principalmente solicitan este programa municipal de Atención Temprana, también puede realizarse a través de los profesores de los centros escolares en los que estudian los pacientes o a través de las instituciones que se encuentren en contacto con los jóvenes.

Vía: La Voz Digital.

Post Relaccionados