Operación Maquillaje en La Cañada

Plantactiva

Victimas

L@M / Todas las televisiones han mostrado la permisividad policial con la venta de sustancias sin control en la Cañada Real de Madrid. Esta semana, al unísono, todos los informativos han ofrecido la imagen de que se toman medidas. Han perpetrado un teatrillo prohibicionista, han inyectado en los telespectadores una dosis de legitimidad adulterada, ficción disfrazada de realidad.

Más de un centenar de clientes asaltados, trece detenidos, una caja fuerte con doce mil euros y seis puertas blindadas derribadas para encontrar tres señoras vendiendo drogas. Muy poca cantidad decomisada para un supermercado tan galáctico (1,1 kilos de cocaína, 600 gramos de heroína y 42 gramos de hachís).

Si ya no la venden los Gordos, lo hacen flacos. La droga sigue donde estaba, sólo que un poquito más cara.

Archivado bajo:corrupción, el observador, política, sucesos Tagged: breves, drogas, prohibicionistas, propaganda, represión