Política sana contra corrupción política

Plantactiva

Lobo o CorderoPara solucionar un problema generado por el sistema financiero la idea es recortar los derechos de los trabajadores. Es tan aberrante como prohibir el control de ciertas sustancias y permitir su adulteración.  Son actuaciones que siguen el mismo patrón y que estafan al ciudadano. Cada vez, el sistema es más lobo y el personal, más cordero.

Observar al ministro de fomento Pepe Blanco arremetiendo contra los controladores a aéreos y comprobar que no hay batalla, da qué pensar. A falta de horas extras, el sueldo fijo anual por tres horas y media de trabajo diario, tras las regañina ficticia, queda en 200.000€. Pepiño se ha colgado una medalla mediática, sin pensar, sin que se le haya notado, con el paro existente, que con esa cifra vivirían cuatro trabajadores en vez de uno, trabajando la cuarta parte, con dinero suficiente para vivir y tiempo necesario para librarse del estrés laboral. Podría multiplicarse el número de anestesistas, notarios o farmacias, habiendo personas cualificadas y faltando puestos de trabajo.

Si se cobrara el 16% de cada papelina que se trapichea, de cada taco de costo o gramo de hierba… Si se cobrara el autónomo al dispensador, el IRPF al productor, la seguridad social al asalariado y al jornalero. Si se dejara de malgastar fondos públicos en propaganda y en perseguir inocentes.

Hay cosas más importantes.

Hay cosas más importantes que las drogas, contestan automáticamente 20 millones de votantes programados por PP y PSOE (PPSOE), cuyas financiaciones son sospechosas de servirse del narcotráfico. Esas cosas más importantes incluyen la pantomima del pacto por la patria para abaratar el precio del despido o liberarlo de penalización (esa es la diferencia).

A pesar del incontestable volumen de votos abducidos por el bipartido, hay quién se pone de los nervios ante la posibilidad de que un partido que defienda la normalización de la marihuana obtenga un solo voto de los supuestamente suyos. El éxito del PCLYN  fue saboteado y miembros de RCN-NOK son criminalizados. ¿Casualidad, metafísica o intereses creados?

El Partido Prohibicionista de EEUU se constituye en 1.869 y en 1.920 entra en vigor la ley Volstead, más conocida como Ley Seca. Cita Antonio Escohotado:  “Considerando que del proyecto ilegalizador para el alcohol surgirá el de ilegalizar otras drogas, es indudable que el Prohibition Party realizó una tarea titánica en términos parlamentarios, y que quizá no conoce la historia republicana universal otro ejemplo de una minoría con tanta capacidad para imponerse a obstáculos aparentemente insalvables”.  A. Sinclair atribuye, en su trabajo sobre la ley Volstead, el éxito del movimiento a un complejo de factores: “La explotación del miedo de las masas (…), la actitud reformista, la eficacia de los grupos de presión, su dominio de la propaganda, la estupidez y el egoísmo de los cerveceros y dueños de destilerías, la debilidad de los políticos”.

La debilidad de la clase política es el electoralismo. Con tal de no ceder un solo sufragio al competidor,… La fuerza normalizadora debería de aprovechar las elecciones como cualquier agente social.  Por caprichos del azar uno de los artículos más vistos del blog es Hojas de marihuana en las urnas de cuatro provincias. Estrenar sede ya es un avance. Sería un paso más que en las próximas elecciones aumentara el número de ciudadanos que tuvieran la oportunidad de reivindicar la normalización con el sencillo gesto de depositar un voto anónimo.

Archivado bajo:corrupción, el observador, elecciones, legalizacion, marihuana, política, RCN-NOK Tagged: legalizacion, propaganda