Puesta al día de Reefer Madness

Plantactiva

object width=”425″ height=”344″param name=”movie” value=”http://www.youtube.com/v/fJt3ertrbn4color1=0x234900color2=0x4e9e00hl=esfeature=player_embeddedfs=1″/paramparam name=”allowFullScreen” value=”true”/paramembed src=”http://www.youtube.com/v/fJt3ertrbn4color1=0x234900color2=0x4e9e00hl=esfeature=player_embeddedfs=1″ type=”application/x-shockwave-flash” allowfullscreen=”true” width=”425″ height=”344″/embed/objectbr /blockquote«Allí es donde a href=”http://www.sssm.com.ar/arlequin/reefer-madness.html”Reefer Madness/a realmente despega y consigue su status de culto, en las memorables secuencias de las fumatas, realizadas con el peor tino posible. Es obvio que ni los guionistas ni el director nunca vieron a nadie drogarse con la marihuana, ni siquiera escucharon de cómo era el proceso (…) Según el film, comienza por una risa histérica, luego alucinaciones, sensación de que el tiempo se detiene, una exhuberante fiebre sexual, y culmina en actos violentos. Desde el momento que los muchachos pisan el antro, y el pianista se droga, haciendo su mejor imitación de Cosmo Kramer en Seinfeld, la audiencia se despatarra de risa en la platea.»/blockquotediv class=”blogger-post-footer”img width=’1′ height=’1′ src=’https://blogger.googleusercontent.com/tracker/18596706-7610211522678079256?l=www.fac.cc’ alt=” //div