¡Que viene el coco!

Plantactiva

Al PNSD, la FAD y adláteres, se les llena la boca con los conceptos de ‘el problema de las drogas’ o ‘la percepción del riesgo’ y la ‘alarma social’ en torno a ellas. Consideran la cuestión como algo prioritario, y destinan cantidades ingentes de recursos a la ‘guerra contra las drogas’ (curioso eufemismo para definir la presión a los consumidores), a costosísimas -a la par que ridículas e inefectivas- campañas de publicidad (un día hablaremos de ello), y a saraos diversos.

Pues bien, el CIS ha realizado su última encuesta de población, en la que refleja cuales son las principales preocupaciones de los españoles. El ranking porcentual de los miedos, queda como sigue:

– Paro: preocupa a un 72,5 %

– Situación económica: al 54,5 %

– Terrorismo: a un 28,9 %

– Inmigración: al 19,5 %

– Vivienda: al 15 %

– La clase política: al 8 %

– Problemas de índole social: al 3 %

– La Sanidad: a un 2,9 %

– El Gobierno: al 2,8 %

– La calidad del empleo: al 2,7 %

Y tenemos que irnos muy abajo en la tabla para econtrar el epígrafe ‘Drogas’, que resulta preocupar a un exiguo 1,6 % de la población. Por debajo de otras cuestiones como las pensiones, la administración de justicia, la corrupción, las guerras o la violencia de género. Y apenas por encima del estatuto de Cataluña o las ‘preocupaciones y situaciones personales’ (sic)

De esto, los prohibicionistas tienden a concluir que hay una baja percecpción del riesgo. Yo les digo que lo que hay es BAJO RIESGO, y es algo que la ciudadanía percibe muy bien. Ni muertos, ni yonkis en las calles, ni juventud enganchada, ni escaladas … la curia prohibicionista va a tener muy complicado crear alarma social sobre un problema que, por no ser, no es ni problema.