Rechazan acusar a Andrés Calamaro por prender un porro y festejar el fallo judicial

Plantactiva

calamaro_1

El fallo Arriola avaló el consumo personal en ámbito privado

Federico Delgado es el segundo fiscal que objeta la acusación de un taxista sobre el cantante. Para él, la conducta del músico “no encuadra en una figura legal” y es “una opinión más” con el “plus generado por el capital simbólico de su autor”.

La denuncia de un taxista contra el cantante Andrés Calamaro, acusado por “festejar” el fallo de la Corte Suprema que despenalizó la tenencia de escasas cantidades de drogas para consumo personal, recibió el segundo rechazo de un fiscal, quien pidió la desestimación del cargo sobre el músico.

El fiscal Federico Delgado rechazó incriminar a Calamaro por presuntamente haber encendido un cigarrillo de marihuana durante un recital para celebrar el denominado “Fallo Arriola”, de la Corte Suprema. Para él, la conducta del cantante “no encuadra en una figura legal, ya que la Corte determinó “en condiciones puntuales, la atipicidad de la tenencia de drogas prohibidas en la esfera individual para consumo personal”.

Según Delgado, el supuesto consumo de un cigarrillo de marihuana por parte de Calamaro “no puede ser alcanzado por el poder punitivo del Estado” y descartó que sus expresiones ante el fallo de la Corte pueda ser considerado apología del crimen. “Se trata de una opinión más de las tantas que atravesaron aquella sentencia que, en este caso, conllevan un ‘plus’ generado por el capital simbólico de su autor”, sostuvo el fiscal.

La causa se inició por denuncia de un taxista quien refirió que “el pasado 26 de agosto en el Club Social y Deportivo Estrella de Maldonado, en un acto público convocado para la presentación de un libro, Andrés Calamaro fumó marihuana frente a los asistentes y ese expediente recayó ante el juez federal Norberto Oyarbide.

El magistrado pidió su dictamen al fiscal Eduardo Taiano quien propició el cierre de la investigación ante lo cual Oyarbide remitió el expediente “en consulta” al fiscal general de Cámara, Germán Moldes, quien dispuso el apartamiento de colega de primera instancia y designó al fiscal Federico Delgado para que prosiga la investigación.

Ahora, con este segundo dictamen fiscal, el juez Norberto Oyarbide debe resolver qué hará con la causa, pero al no haber impulso de fiscalía todo parece indicar que la causa será, efectivamente, desestimada.

En agosto de este año, en el “caso Arriola”, la Corte había declarado la inconstitucionalidad de la norma que pena con un mes a dos años de prisión a quienes sean detenidos con droga para consumo personal. Fue un caso de marihuana donde cinco jóvenes rosarinos habían sido procesados por tener en su poder cigarrillos de esa sustancia.

Fuente CrticadelaArgentina