Salvia divinorum

Plantactiva

Leo en el diario El País una noticia sobre la Salvia Divinorum, una planta procedente de México y que aquí se reproduce sólo por esquejes. Parece ser que se ha puesto de moda por su viaje alucinógeno.

En España está prohibida su distribución y venta desde el año 2004.

El artículo.

“¿Salvia divinorum? No he traído. Es una experiencia demasiado intensa para que la gente se la tome en una fiesta”. Nat es un joven doctorado en etnobotánica por la Universidad de Nueva York que ha probado desde el ayahuasca a la mescalina, pasando por la Artemisia vulgaris, con la que se hace la absenta o el LSD. “Yo soy partidario del consumo de drogas psicodélicas siguiendo los rituales tradicionales, en ambientes controlados y para ayudar a la mejora personal. Es un error utilizarlas como drogas recreativas”. Nat le contestaba así a una joven curiosa mientras servía te suave de hierbas psicodélicas -no produce alucinaciones, sólo relaja- el pasado viernes en la fiesta de inauguración del Congreso Horizons Perspectives on Psycodelics, el segundo encuentro que se organiza en Nueva York sobre el uso de drogas psicodélicas y su relación con la medicina, la historia, la sociedad y el progreso espiritual.

Allí se hablará a lo largo del fin de semana, entre otras drogas, de la Salvia divinorum, que últimamente ha recibido mucha atención mediática en Estados Unidos porque Youtube está plagado de vídeos de jóvenes que viajan con esta droga. Fumada permite una experiencia psicodélica de cinco minutos. Pero originariamente los indios mexicanos maztecas masticaban su hoja, y eso produce un subidón más suave pero más largo.

Según datos del gobierno estadounidense, al menos 1,8 millones la han probado, una cifra irrisoria, si se compara con las 6.000 personas que prueban por primera vez la marihuana cada día y los 15 millones de consumidores habituales que tiene esa droga. Sin embargo, en al menos cuatro estados se ha prohibido el consumo de Salvia divinorum entre otras razones porque no se sabe cuáles pueden ser sus efectos a largo plazo. “Es muy difícil dosificarla porque su principio psicoactivo, la Salvinorin A, es el alucinógeno más potente por gramo que existe en la naturaleza. Estimula sólo un receptor del cerebro, el kappa opioide, mientras que el LSD estimula 50. Por eso su uso médico tiene muchísimo potencial”, explicaba Nat, que ha probado la hierba una decena de veces en la última década.

“No es algo que te apetezca hacer cada día. Y eso es lo que ocurre con casi todas las drogas alucinógenas. Por eso no son adictivas”, señalaba otra usuaria. Aunque sobre ese punto, los médicos aún no se han puesto de acuerdo, entre otras cosas porque los estragos del consumo del LSD en los sesenta erradicó los alucinógenos de la investigación médica, aunque en los últimos años desde Harvard a la Universidad Johns Hopkins han vuelto a interesarse por estas drogas.

Otros consumidores de Salvia divinorum, que se compra en Internet o en tiendas de artilugios especiales para fumadores, coincidían con Nat en que no es una droga que apetezca consumir habitualmente. “Es una experiencia físicamente muy fuerte. Al contrario que el LSD, que te provoca alucinaciones bestiales, con la salvia sientes sobre todo como si tu cuerpo entrara en una cuarta dimensión. No vas ni hacia arriba, ni hacia abajo, ni hacia los lados. Es como si las paredes se cayeran y tu cuerpo entrara en otro espacio, o se fundiera con él… Es muy difícil de describir”, señalaba un joven empresario, que con un viaje tuvo suficiente.

Situación en España y Europa

Desde enero del 2004, la venta de Salvia divinorum está prohibida en España. Junto con otros 197 productos vegetales, forma parte del listado de plantas medicinales que por razón de toxicidad la Agencia Española del Medicamento prohíbe o restringe su venta al público en una orden de enero del 2004. Para algunas plantas la ley sólo veta la comercialización de la raíz, las semillas o el fruto. En el caso de la salvia, está prohibida la comercialización de la planta entera por considerar que todas sus partes son tóxicas. Hasta ese momento se adquiría en herbolarios.

En Holanda, en cambio, es legal y se ha convertido en uno de los productos psicoactivos más solicitados por los consumidores de las “ecodrogas”. En las tiendas la presentan como “la alternativa inteligente” aunque cambios bruscos observados en la actitud del cliente aconsejarían un cierto control. Esta hierba no tiene problemas de consumo en Australia, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Estonia. Italia y Suecia. En el Reino Unido el debate sobre sus efectos sigue abierto.

Medio gramo de Salvia divinorum cuesta alrededor de 30 euros (a partir de 15 euros, en algunas tiendas). Dicha cantidad está lista para ser fumada, generalmente en pipas de agua, y puede compartirse entre varias personas. La potencia del extracto de la hierba, que previamente ha sido secada, está marcada con la letra X. Así, hay paquetitos de 5X, 15X, 20X, lógicamente con efectos mayores a medida que aumenta su concentración.

Como el consumo de la planta puede producir visiones, tanto en las tiendas como en los puntos de venta de Internet se aconseja prudencia. Se advierte, por ejemplo, que debe evitarse mezclarla con alcohol. O, en el caso de uso a domicilio, es mejor que las ventanas estén cerradas. También resulta útil que haya alguien sobrio y dispuesto a ayudar en las cercanías, por si acaso. Al igual que se ha aconsejado siempre ante el consumo de LSD. El ácido lisérgico es precisamente la única sustancia que supera en la intensidad de sus efectos a la Salvia divinorum, con la ventaja para esta última de que no ha sido manipulada en laboratorio alguno.

Artículos Relaccionados en CyM