Vamos Argentina ! Se abre el primer Growshop en Rosario

Plantactiva

Imagen referencial

La semana que viene se inaugura el primer local con todo para el cultivo personal y sus dueños ya piensan en replicar en Pichincha los bares de cata holandeses. ¿Se abrió un nuevo nicho?

 
Aunque Rosario todavía está muy lejos de parecerse a Amsterdam, algo cambió desde el fallo judicial de la Corte Suprema, que en agosto favoreció a los consumidores de marihuana. Sannabis, un negocio de cultura cannábica y rastafari ubicado en una galería céntrica, cortará a finales de la semana que viene las cintas del primer Grow Shop de la región, en el primer piso de su local. En el nuevo espacio, se podrán adquirir todos los implementos necesarios para el cultivo doméstico de marihuana, y sus dueños están esperando que continúe la flexibilidad judicial para animarse al primer Coffee Shop, un bar típico holandés donde pueden catarse diferentes tipos de cáñamo.


El local funciona en una pequeña superficie desde 2007, y ahora habilitó en el primer piso el Grow Shop, una tienda donde pueden encontrarse las macetas apropiadas para este tipo de cultivo, el abono, fertilizantes y plaguicidas. También se exhiben las lámparas de alto voltaje, que reemplazan al sol cuando el cultivo es indoor y los armarios móviles, de tela y cierre, para albergar a las plantas. “Lo único que no van a poder encontrar son las semillas, porque aún no está permitido”, le dijo uno de los dueños a punto biz.


Además, desde Sannabis contaron que están incluyendo diferentes productos y que en el último trimestre se multiplicaron las consultas. “De a poco la gente va quitándose el miedo, los prejuicios y deja de demonizar a la cultura”, le comentó uno de los titulares al semanario Cruz del Sur en un nota que se publicó en la edición de la semana pasada. Según uno de los dueños, desde el fallo calculan un incremento de las ventas cercano al 20%.


Debajo del Grow Shop, está organizado el local con la parafernalia de la cultura rastafari, que incluye indumentaria, libros, publicaciones y revistas específicas, además de pikachus, pipas y tuqueras.


Degustación de Cannabis
“Hace rato teníamos la idea de abrir un Coffee Shop, y con el fallo armamos un plan más firme, pero vamos a esperar al año que viene”, adelantó el dueño del Grow, en referencia al bar que tienen en las gateras, muy parecido a un lugar porteño que cerró este año, María Libre. En el local estilo holandés se podrían degustar diferentes variedades de cáñamo y la idea es instalarlo en un espacio de Pichincha, ni bien hayas señales positivas.

 

En Amsterdam, se multiplican por millones este tipo de espacios, parecidos a una cafetería con barra, camareros, música y objetos de entretenimiento como mesas de ajedrez, cartas, televisión, billar y conexión a Internet. En los coffee se puede pedir tanto té, café o zumos de frutas naturales, pero casi nunca alcohol. La carta se amplía con la especialidad, las surtidas alternativas para fumar.

 

Vía : lamarihuana.com