Vivienda compartida y narcotráfico

Plantactiva

Leyendo la noticia publicada en el diario Las Provincias, el “Tribunal Supremo absuelve a un vecino de Alginet condenado con la única prueba de que residía en un piso en el que se vendía droga”.

Muchas personas viven en pisos compartidos y no saben o no quieren/necesitan saber lo que hace su compañero de piso.

Os dejo  la noticia entera.

No basta la mera convivencia bajo un mismo techo con traficantes de droga para que se nos condene por ese delito. El hecho de residir en una vivienda en la que se trafica con estupefacientes no puede ser utilizado como prueba de cargo contra un acusado por un tribunal. Así lo afirma el Tribunal Supremo en una sentencia en la que absuelve a un vecino de Carlet al que la Audiencia sí condenó con dicho argumento.

“Habitando el mismo domicilio no puede ignorar la actividad ilícita que se desarrolla en el mismo, además de que se encontraba presente en el momento del registro”. Esta es la razón principal por la que la Audiencia impuso al condenado una pena de tres años de cárcel y 60.000 euros de multa.

Junto al afectado fueron condenados otros dos residentes en la vivienda, en la que inequívocamente se vendía droga. La cocaína, heroína y hachís que la Guardia Civil halló en el inmueble en junio de 2003, así como el dinero, joyas y útiles para cortar y distribuir las dosis, no dejaron lugar a la duda.

Pero de la participación del procesado en el tráfico de drogas no hay más pruebas que su mera presencia en la casa. Por ello, el Supremo, tras el recurso presentado por el afectado, ha anulado la resolución y ha absuelto al procesado.

“No basta la mera convivencia, sino la efectiva gestión mediante precio de tales sustancias a terceros”, reitera en varios párrafos la sentencia del Supremo a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS. Y lo cierto es que, de las declaraciones de los consumidores de droga interceptados por los investigadores de la Policía Local y Guardia Civil, no se desprende prueba alguna contra los acusados. “Aseguraron haber adquirido droga en la vivienda, pero sin imputar a morador alguno”, como recuerda el fallo del máximo tribunal.

El Supremo enumera a continuación las pruebas que existen contra los procesados. En primer lugar confirma la misma pena de tres años de cárcel impuesta a una mujer. La procesada reconoció como suyos los 83 gramos de cocaína y 93 de heroína, aunque negó que los vendiera, sino que dijo emplearlos para suministrárselos a un hijo suyo.

El Supremo califica de “irrazonable y completamente ilógica” la versión ofrecida por la procesada, visto el numeroso material para confeccionar las dosis que se intervinieron en la casa, así como el dinero y las joyas que, “es de suponer, no le pagara su propio hijo”, ironiza el tribunal.

“No existen pruebas”

Tras mantener la condena de la mujer, varía la impuesta a los otros dos arrestados en la operación policial. En primer lugar, el Tribunal Supremo estima parcialmente el recurso interpuesto por uno de los acusados y le reduce de tres a un año la pena de cárcel.

Y es que, el procesado reconoció ser el propietario de 18 plantas de marihuana halladas en la vivienda y 185 gramos de hachís, pero “no existen pruebas de estar involucrado en la venta del resto de sustancias estupefacientes”. La Audiencia de Valencia le condenó por todos los delitos, pero el Supremo contempla únicamente el castigo penal por el tráfico de las citadas drogas.

Sin embargo, es con el tercero de los condenados con los que la resolución expone sus principales argumentos. “No se trata de declarar probado si convive o no con su mujer en el domicilio donde se halló la droga, sino si efectuó actos de venta”.

El Supremo critica que a la Audiencia le baste que el hombre se hallaba en la vivienda para condenarle. “No es suficiente”, corrige el máximo tribunal español.

El recurso del procesado le permite finalmente ser absuelto pues “no existe más prueba que la citada presencia en el domicilio”, que además fue calificada de “esporádica” por el propio acusado durante el juicio celebrado en Valencia.
acheca@lasprovincias.es

Entrada original en Cannabis y más. Visítanos para más información.

Otras etiquetas: Convivencia, Narcotráfico

Artículos similares en CYM